IES HUMANES

Hello and Welcome.

certamen literario 21-22 

 Como en ediciones anteriores muchos han sido los estudiantes que se han animado a participar,motivados por sus profesores de Lengua, por su creatividad y ganas de competir por los suculentos premios: vales de El Corte Inglés para gastar en lo que más necesitaran o apeteciese. 

Esta edición ha querido rendir homenaje a Almudena Grandes: “Era demasiado amor, y ya no sabíamos qué hacer con él”.

 ¡FELICIDADES A NUESTROS FLAMANTES GANADORES! ¡Y VIVA CERVANTES!       

 Los ganadores son: 

Categoría A 

1er premio:Arturo Cintrano Villares (2ºB)

2º Premio: Daniela Romera Galera (2ºB)


Categoría B 

1er premio: Aitor Martínez Román (4ºA)

2º Premio: Raúl Manteca Ramírez (4ºA)


Categoría C 

1er Premio: Alejandro Fernández Pastor (1º B Bachillerato)

2º premio: Marco Varela Naranjo (1ºB Bachillerato)



Arturo Cintrano Villares


Aitor Martínez Román


Alejandro Fernández Pastor


Daniela Romera Galera


Raúl Manteca Ramírez


Marco Varela Naranjo

Textos ganadores:

CATEGORÍA “A”


“A mí”

“Había sido tan rápido que no lo asimilaba.

Estaba pasmado, sentado, viendo a la gente pasar; mi momento había llegado ¡y ya había pasado!, la pasión de toda mi infancia, de toda mi juventud había llegado a su punto más alto, mi amor hacia ella era inmenso, esta felicidad llenaba todo mi mundo.

Todos mis amigos me felicitaban, todos ellos también la deseaban; pero había venido a mí, a mí, podía haber elegido a cualquiera pero me eligió a mí.

Sus formas redondeadas, su tacto suave, era yo quien acariciaba a la copa del mundo de fútbol, no ellos”.


Arturo Cintrano Villares (2º B)



 “El arnés”

“-¡Preparados!- dijimos Elías y yo.

Nos tiramos los dos a la vez de ese precioso barranco.

Elías fue a besarme en el aire, con la mala suerte de que su arnés se soltó y se precipitó hacia el vacío. Bajé lo más rápido que pude y le agarré la mano antes de que él diera su último aliento.

-Leire… -Fue lo último que escuché.

-¡Leire!- me levanté al escuchar aquel grito, con lágrimas en los ojos miré a Elías que seguía a mi lado. No pude evitar esbozar una sonrisa y un gran “te amo””.


Daniela Romera Galera (2º B)


CATEGORÍA “B”


“Amor inagotable”

“Teníamos tanto amor que no sabíamos qué hacer con él. Viajábamos a todos lados juntos, no parábamos de hacer cosas juntos y nunca nos aburríamos, pensaba que nuestro amor era infinito, inagotable, qué iluso de mi parte pensar eso. Un día de repente todo eso se acabó.

-¡Ah!- suspiré, me agaché y dejé las flores que llevaba en la mano. -Adiós, amor- dije mientras abandonaba el cementerio”.


Aitor Martínez Román (4º A)



 “De amor a terror”

“Era demasiado amor y ya no sabíamos qué hacer con él, así que Marta y yo empezamos a adoptar animales. Pero seguíamos teniendo demasiado amor que ofrecer y finalmente decidimos ir a un orfanato ya que allí había muchos niños que necesitaban ese amor que nos sobraba.

Llegó el día. Nos dirigimos a un orfanato ubicado en el peor barrio de la ciudad. Nada más entrar, dos hombres encapuchados salieron de un viejo coche aparentemente abandonado y sin mediar palabra nos golpearon hasta que perdimos el conocimiento.

Tras varias horas inconscientes, nos despertaron en un quirófano frío con estanterías repletas de pequeños órganos humanos. Todo apuntaba a que este era nuestro final”.


Raúl Manteca Ramírez (4º A)


CATEGORÍA “C”


“Nos queríamos mucho, demasiado”

“Nos queríamos mucho, demasiado. Nuestro amor rozaba la obsesión. No sabíamos ir más allá de la vuelta de la esquina el uno sin el otro, hasta el punto de tener que ir juntos al baño porque sino nos echábamos de menos. Nuestro humilde hogar rezumaba amor, por eso nueve meses después vino nuestro mayor regalo, Ana. Aunque lamentablemente no duró mucho entre nosotros. Un reflejo plateado que salió de una mancha verde arrebató la vida de nuestra pequeña delante de nosotros. Los soldados no tuvieron piedad. Tras el duelo de Ana, no podíamos mirarnos a la cara, echándonos la culpa mutuamente de lo sucedido. Acabé marchándome de aquella casa hostil que por unos años fue mi refugio. Gran error tener a Ana en tiempos tan duros pero, queríamos compartir nuestro amor con alguien que sintiera lo mismo por nosotros. Era demasiado amor y no sabíamos qué hacer con él”.


Alejandro Fernández Pastor (1º B Bachillerato)



 “Demasiado amor inocente”

“Siempre tenía la mirada perdida, y, como si fuera un niño pequeño, todo le sorprendía. Si al menos lo fuera, se vería tierno, pero ver así a un adulto, desaliñado y babeante, nos resultó desagradable. Hablaba de una forma y con unos tonos de voz extraños. Siempre era cariñoso y le gustaba abrazar a todos constantemente. Llegas o entras a casa, lleva cinco minutos sin verte, te abraza. Era demasiado amor, y ya no sabíamos qué hacer con él. Da igual cuánto mi marido quiera a su hermano, mi madre y yo no podremos aguantar esto por mucho más tiempo”.

Marco Varela Naranjo (1º B Bachillerato)