18 de febrero de 2019


ENCUENTRO LITERARIO CON ROSA MONTERO

ROSA MONTERO: “De no haber sido periodista habría sido cualquier otra cosa, camarera, por ejemplo, pero una camarera que escribe novelas”


“Bruna Husky es el personaje que más se me parece”

40 años después de la publicación de su primera novela, Crónica del desamor, la escritora y columnista  de El País Rosa Montero visitó la biblioteca del IES Humanes para mantener un encuentro literario con nuestros alumnos de 2º de Bachillerato y 4º A de la ESO. La autora Premio Nacional de las Letras 2017, con 16 novelas en su haber, decidió levantarse de la silla, sentarse en el pico de la mesa para relatar a los adolescentes sus comienzos en la narrativa. Tras remangarse su sudadera blanca y dejar visibles sus numerosos tatuajes (una salamandra, la fórmula de la relatividad y “sapere aude”,  en brazo derecho y pájaros en brazo izquierdo) explicó cómo a la edad de 5 años comenzó a escribir breves historias de ratitas parlantes que aún conserva. Desde entonces, esa necesidad de narrar la ha acompañado siempre, aseguró la madrileña, quien también confesó a nuestros alumnos que de no haberse dedicado al mundo del periodismo podría haber sido cualquier otra cosa, “camarera, por ejemplo, pero una camarera que escribe novelas aunque no se las publiquen”. 

Durante el encuentro literario los alumnos tuvieron oportunidad de preguntarle por algunos de sus personajes más controvertidos, como Lucía, la protagonista cuarentona y en plena decadencia física de La hija del caníbal; Soledad, la comisaria de exposiciones sexagenaria en torno a la que gira la trama de La carne, o Bruna Husky, la androide combatiente que vive en el Madrid de 2100, cuya saga literaria pronto será llevada a la pequeña pantalla bajo la supervisión de la propia novelista. Bruna, explicaba la autora madrileña, a pesar de ser un clon humano , es el personaje que más se le parece: es valiente, atrevida, vive la vida con intensidad y no deja de pensar en la muerte.  “Ella al vivir diez años y saber cuándo va a morir, no puede olvidarse de que es mortal, tal y como hace la mayoría de los humanos, salvo un puñado de neuróticos como Woody Allen o yo, que vivimos obsesionados con la muerte y con el paso del tiempo”, bromeaba.  Sin embargo, esa obsesión por la muerte tiene una buena contrapartida, según la novelista: “el hecho de tener conciencia de estar viva”.

Además de confesarse algo cansada del periodismo y preferir escribir columnas de opinión, pero sobre todo, narrativa,  Montero se definió como antitaurina, a pesar de ser hija de banderillero, y antisexista, término que considera más preciso que el de feminista. Quiso también aclarar que ella no escribe novelas de mujeres, sino relatos sobre el género humano que a veces tienen como protagonistas a las mujeres (que son el 51% de la población mundial) y otras veces son hombres los que tienen el peso en la trama.  

Pilar del Pozo

Profesora de Lengua y Literatura


VÍDEOS 


Presentación del acto


Exposición de Rosa Montero


Coloquio con los alumnos

FOTOS 





















También los alumnos han colaborado en la preparación de este encuentro llenando el instituto de frases de novelas, títulos de libros y fotos de la autora