Los Detectives del Instituto

Autoras:
Alba Gutiérrez y Sonia Serrano
Alumnas de 1º ESO Grupo H



Capítulo 1

 

Aquella mañana cuando abrieron las puertas del instituto apareció una mujer muerta.

Los alumnos y alumnas querían investigar el porqué de aquella muerte y quién era.

Los investigadores eran unos alumnos de primero de la ESO. Todos tenían muchísima curiosidad por saber quién mató a aquella mujer que posiblemente sería la madre de un alumno.

Empezaron a buscar pistas y principales sospechosos del instituto.

Lo que encontraron fue muchísima sangre y un cuchillo muy similar a uno del comedor.

Llamaron a la policía porque no tenían muchos medios para determinar aquellas pistas y averiguar quién era el culpable.

Alejandro uno de los niños del grupo de los detectives fue a buscar su abrigo a su clase y vio a un hombre corriendo por el final del pasillo y las manos manchadas de sangre. Alejandro no consiguió ver quién era aquel hombre, así que decidió ir tras él.

Ese hombre se metió en un almacén donde guardaban los materiales escolares: lápices, gomas…

Allí se escondió ese hombre ya que vio a Alejandro seguirle. Alejandro buscó y buscó, pero no le encontró.

Salió y encontró a todo su grupo: Marcos, Martín, Marta y Sergio. El grupo estaba bastante preocupado ya que no le vieron en clase.

Alejandro le contó todo al grupo de lo que vio y decidieron dividirse pasar y tratar de encontrarle.

 

 

 

 

 

 

 

Capítulo 2

 

Cuando estaban en el almacén, todos estaban muy nerviosos.

Empezaron a buscarle, tras bastante tiempo de tensión y búsqueda encontraron una muestra de gotas de sangre recientes. Cogieron una bolsa para lo poco que pudieran coger.

De repente el hombre salió corriendo, se escucharon unos fuertes pasos y la puerta cerrarse de golpe.

Al escuchar aquel golpe tan fuerte todos se percataron que el hombre se escapó. Todos reaccionaron rápido y salieron corriendo detrás de él. Se escapó ya que corría bastante rápido.

Fueron a entregar las gotas de sangre a la policía y todo el grupo le dijo a la policía que fueran al almacén a buscar más pruebas. La policía encontró una gasa con mucha sangre y pensaron que podría haberse cortado con el cuchillo y se pudo hacer esa herida.

Todos sabían que solo tenían acceso el conserje y la directora.

Los policías fueron a interrogar al conserje ya que coincidía con toda la descripción que hizo Alejandro.

El conserje confeso que fue él y el porqué del asesinato. Mató a aquella madre ya que su hijo no le respetaba y quería darle una lección. Según él, solo quería decirle a la madre de aquel alumno cómo se comportaba su hijo, pero la madre tampoco le dejaba hablar ni expresar como se sentía y el conserje estaba bastante harto y la mató.

El conserje tuvo que ir 22 años a la cárcel.

 

 

FIN



Diciembre 2020